52043103_10218362143752858_3057944486286983168_n

HOMBRES Y MUJERES REINVENTANDONOS

Mujeres y hombres necesitamos urgentemente aprender otra forma de relacionarnos, respetarnos, comprendernos y amarnos. Nacemos en un cuerpo de mujer o de hombre, en una sociedad patriarcal que tiñe de maltrato lo que toca, cargados de creencias sociales de lo que eso significa, con unos padres que tuvieron aún más dificultades que nosotros para serlo y que a pesar de darnos lo mejor que pudieron, lo hicieron con todos los condicionamientos de su momento vital. Por lo que aquí estamos intentando responder a lo que se espera de nosotros o en el mejor de los casos intentando reinventarnos para averiguar nuestra verdad sobre nuestra naturaleza humana.

Arrastramos miedos, prejuicios, enojos ancestrales que volcamos contra el sexo opuesto y sufrimos por no poder encontrar la tan ansiada felicidad en pareja, sin darnos cuenta que para que eso se de, primero hay que encontrar la armonía interna de nuestra parte femenina y masculina, lo que Jung llama “el matrimonio interior”, que supone sanar esas energías dentro de cada uno.

En consulta atiendo a muchas parejas con dificultades en sus relaciones, veo a diario cómo arrastramos creencias familiares y sociales de las expectativas del rol de ser hombre o mujer, cómo necesitamos hacer conscientes las heridas que dejaron nuestros padres como ejemplos de lo que era ser hombre o mujer… Vamos repitiendo una y otra vez patrones, buscando a papá o a mamá en nuestras parejas por más que renegamos de ellos. La herida de la infancia, las carencias, el amor que esperamos y no recibimos de niños se lo demandamos ahora a nuestro compañero o compañera. O en la otra cara de la moneda huimos del compromiso para no tener que enfrentarnos con nuestras sombras y dificultades.

Ya es tiempo de hacernos responsables de nuestro camino, de elegir conscientemente el hombre o la mujer que quiero ser, de responder desde nuestros corazones, de liberarnos de heridas de nuestros linajes, de caminar en compromiso y libertad, de poder ser hombres y mujeres que integren su energía femenina y masculina creando una nueva sociedad de verdadera igualdad y respeto donde todos, de verdad todos, salgamos ganando.

Ya no hay culpables, nada está fuera, todo está en nuestras manos y es tarea de hombres y mujeres recrearnos, reinventarnos para hacer que el amor, el respeto, la entrega, y la libertad en nuestras relaciones sea una realidad.

Raquel Malagón 💜🙏